400 razones para no vacunar a tus hijos

31 de Julio de 2017 📖 Por Mónica Gómez.

Recientemente los medios de comunicación se lanzaron al unísono como 🐺 lobos hambrientos sobre Javier Cárdenas, la oveja negra que osó levantar la cabeza del rebaño y alzar la voz contra la más intocable de las cuestiones de salud pública: las sacrosantas vacunas 💉

Es evidente. Las vacunas salvan vidas. Punto pelota. No hay nada más que hablar o cuestionar. Y aquel padre desalmado que no vacune a sus hijos, sea cual sea la razón, es un asesino de la peor calaña.

Entre los Amish no hay niños autistas

entre los Amish no hay autismo Crucemos virtualmente el charco para visitar a los Amish, una comunidad de grupos aislados que vive anclados en el pasado en diferentes partes de América. Su religión les prohíbe el uso de tecnologías modernas como la medicina convencional o conducir vehículos. Montados en carreta 🐎 se diría recién salidos de La Casa de la Pradera ( cuanto lloré 😢 cuando Mary Ingalls se quedó ciega...)

Evidentemente los Amish no vacunan a sus hijos, y no solo todavía no se han extinguido sino que sorprendentemente entre ellos el autismo es desconocido. Y es que Cárdenas no está propagando bulos como se la acusa. La vacunación dispara el riesgo de autismo. Para probarlo ni siquiera hace falta recurrir a los numerosos estudios al respecto, como este reciente estudio egipcio que atribuye un mayor riesgo de autismo al mercurio (etilmercurio o timerosal) en las vacunas.

Aprovecho la cuña publicitaria de los Amish para añadir que gozan de una excelente salud y que el cáncer tampoco hace mella entre ellos.


relación entre vacunas y autismo

El Autismo en USA

En comparación USA seguramente ostenta el Guinness de los Récords con una tasa de Autismo de 1 de cada 45 niños.
Cifra escalofriante y en constante ascenso ↗
Si además consideramos que el índice de mortalidad infantil en USA es uno de los mayores del mundo civilizado la perspectiva se torna si cabe más aciaga. Vamos, que la probabilidad de que un niño americano no llegue a la adolescencia, o se convierta en teenager autista, no es nada desdeñable. Para que sigamos creyendo la quimera de que en USA todo el monte es orégano. Tras un año que pasé allí puedo decir con conocimiento de causa que no es así.
Siendo el país más rico del mundo sería lógico pensar que no será dinero lo que les falta. Efectivamente USA encabeza el gasto médico por persona con mucha diferencia respecto al resto de países. En 2013 el gasto médico en USA relativo a su producto interior bruto fue un 50% mayor que el de los países con mayores recursos económicos como Australia, Canadá, Dinamarca, Francia y Alemania.

¿Tendrá algo que ver el vertiginoso aumento en la incidencia de Autismo en USA con que el calendario de vacunación haya pasado de 10 vacunas en 1983 a 69 en la actualidad?
Sí, ¡69 vacunas!, que no es moco de pavo. Eso no hay cuerpo que lo resista, menos aún si es el de un bebé o un niño con el sistema inmune inmaduro.
Quizás cuando en un futuro, Dios no lo quiera, alcancemos similares cifras estratosféricas en el número de vacunas y en las tasas de autismo en España daremos crédito a las palabras del vilipendiado Cárdenas...

Estudios realizados han detectado restos de virus de vacunas en las partes dañadas del cerebro de niños autistas, así como anticuerpos al tejido cerebral.

Hablemos de... eso, digo de Vacunas

son buenas las vacunas? Igual que Elena Ochoa se atrevía a hablar de sexo por primera vez en la televisión española en los 90 yo me atrevo con otro tema igualmente delicado: los mitos y tabúes que rodean las vacunas.

En teoría mediante las vacunas adquirimos una enfermedad de forma artificial a fin de desarrollar inmunidad contra la misma. Aún sin tener en cuenta los variopintos tóxicos y metales pesados que se añaden a las vacunas la ruta de acceso al cuerpo de los virus y bacterias es diferente a la vía como contraemos las enfermedades de forma natural, que suele ser por la boca o la cavidad nasal.
Sin embargo, las vacunas nos inyectan virus y bacterias directamente en la sangre. Nos saltamos a la torera al Sistema Inmune ubicado en las amígdalas y en las membranas mucosas cuyos glóbulos blancos se encargarían de generar anticuerpos para atacar a los intrusos.

Por otro lado, vacunarse el mismo día de varias enfermedades diferentes (como la triple vírica), que de forma natural nunca se contraerían a la vez, obliga al sufrido sistema inmune a trabajar a marchas forzadas. Hasta el punto de que la inyección de una vacuna que pasa directamente a la sangre acapara hasta el 70% de los recursos del sistema inmune, en comparación con el 3 al 4% de una enfermedad que se contrae de forma natural. En consecuencia, inmediatamente después de ser vacunados tenemos una probabilidad mayor de contraer cualquier tipo de infección, incluida la provocada por los virus de la propia vacuna, cuya severidad puede llegar a ser mayor que si se hubiera contraído de forma natural.

Para fabricar anticuerpos para la vacuna el sistema inmune se ve obligado a robar vitaminas de huesos y otros órganos, lo que en casos excepcionales puede provocar en bebés, que probablemente ya sufrían carencias nutricionales previas como vitamina D y vitamina K2, roturas óseas, moratones o derrame ocular. Vamos, lo mismo que si te dan una paliza...
De ahí que muchos padres estén en prisión acusados de haber asesinado a sus hijos, víctimas de lo que se ha bautizado como "síndrome del bebé sacudido". Nueva patología que sospechosamente surgió a la par que la fiebre de la vacunación. ¿No resulta sospechosa esta "nueva moda" de zarandear a los bebés hasta provocarles la muerte?

Otro problema, incluso con las vacunas inactivadas, surge cuando virus y bacterias, por muy muertos que estén, mutan a otra cepa. Resurrección que no sólo infecta a la persona vacunada sino a sus contactos más cercanos. Este tipo de mutaciones han sido ampliamente documentadas en la literatura médica. Un ejemplo conocido es la mutación del virus de la vacuna de la Meningitis C a la Meningitis B.

¿Gozan de mejor salud los niños vacunados o los no vacunados?
La masiva cantidad de anticuerpos generados tras la administración de una vacuna nos vuelven hipersensibles, factor que contribuye en gran medida al desmedido aumento de alergias y enfermedades autoinmunes.
Estudios realizados comparando niños vacunados con niños no vacunados inclinan de nuevo la balanza a favor de la no vacunación. En niños vacunados la probabilidad de ser diagnosticados con neumonía, otitis media, alergias, problemas de aprendizaje y Síndrome de Deficiencia de Atención con Hiperactividad fue mayor.

Vacunación obligatoria: efectos inesperados en la Inglaterra del siglo XIX

vacunación viruela en UK En 1853 el gobierno de Gran Bretaña sentó precedente decretando la obligatoriedad de las vacunas en el país.
En 1957 rechazar la vacunación suponía multa y prisión.
Bueno, te dirás, se perdió la libertad de elección, pero a cambio se evitaron muchas muertes ¿no? Pues ocurrió justo lo contrario...
A raíz de la imposición de la vacuna de la viruela masivas epidemias asolaron el país.
En 1853 el gobierno de Inglaterra sienta precedentes al decretar la obligatoriedad de las vacunas en el país, a pesar de la posición de eminentes médicos de la época.
En 1957 rechazar la vacunación suponía multa y prisión.
Bueno, te dirás, se perdió la libertad de elección, pero se trató de un mal menor que sirvió para evitar muchas muertes ¿No? Pues no, parece que no sirvió de mucho...
A raíz de la imposición de la vacuna de la viruela masivas epidemias asolaron el país.

Según datos oficiales del General Register of England:

Entre 1857 y 1859 se registran 14.000 muertes como consecuencia de una epidemia de viruela.

En total desde 1854 a 1863 la viruela acaba con 33.000 vidas.

De 1963 a 1965 estalla la segunda epidemia de viruela cobrándose 20.059 vidas más.

De 1970 a 1972 estalla la tercera epidemia de viruela sumando un total de 44.840 a las víctimas.

Finalmente en 1907 (más vale tarde que nunca) la ley de la obligatoriedad de las vacunas fue derogada.

Pero Inglaterra no fue un caso aislado. En otros países europeos se evidencia igualmente la falacia de la supuesta inmunidad que proporcionan las vacunas:
En 1831 en un brote de viruela en Wutemberg, Alemania, 995 personas vacunadas cayeron enfermas. Y en el mismo año en otro brote en Marsella, Francia, 2000 personas vacunadas desarrollaron la enfermedad.


vacunar o no vacunar

Vacunar o No Vacunar, ésa es la cuestión...

Hace unos meses se estrenó el estupendo documental The Truth About Vaccines (La Verdad sobre las Vacunas). Si te lo perdiste, y el idioma inglés no es obstáculo para ti, todavía puedes registrarte para acceder gratis a las 7 partes del documental que reúne información que te llevaría mucho tiempo y recursos recopilar
En la "Verdad sobre las Vacunas" Ty Bollinger entrevista a 60 expertos en el tema, incluyendo los argumentos de ambas partes del controvertido debate: tanto los que están a favor como los que están en contra de la vacunación. Se trata de información vital para ayudarte a tomar la difícil decisión con la que te enfrentas como padre: ¿vacunar o no vacunar a tus hijos?
La "Verdad sobre las Vacunas" afirmó aún más mi posición en contra de la vacunación. Además aprendí muchas cuestiones relacionadas con las vacunas que me sorprendieron. He aquí una lista con los puntos más importantes que considero imprescindible que conozcas:

Según las Estadísticas Mundiales de Salud se ha producido un notable descenso en las enfermedades infecciosas en la mayoría de los países desarrollados independientemente del número de vacunas administradas en los mismos.
Fuente: World Health Statistics Annual --1973-1976 volumen 2

La seguridad y la efectividad de las vacunas se acerca más a un dogma religioso, que a una verdad basada en la ciencia.

El Formaldehído un conservante utilizado en las vacunas, más famoso por ser el líquido que se utiliza para embalsamar cadáveres, se asocia con un aumento del riesgo de leucemia en niños.
El proceso de digestión descompone el formaldehído si se ingiere por vía oral, lo que no ocurre cuando se inyecta, como en el caso de las vacunas.

Las vacunas están contaminadas con el letal herbicida Glifosato, una catástrofe para el organismo. El glifosato vuelve permeable la mucosa intestinal y la barrera hematoencefálica, convirtiéndose en un peligroso salvoconducto que permite a las vacunas el acceso a cualquier parte del cuerpo, incluyendo lugares donde nunca deberían haber llegado y donde puede causar estragos.

El Polisorbato 80 es un adyuvante muy utilizado que posibilita que el aluminio que contienen algunas vacunas penetre en el cerebro. Los adjuvantes son sustancias que se añaden a las vacunas para aumentar su eficacia.

¿Qué tienen que ver las alergias a los cacahuetes con las vacunas?
El libro ¿Qué está causando la epidemia de alergia a los cacahuetes? tiene la respuesta. En algunas vacunas se usan como adyuvantes aceite de cacahuete o aceite procedente de otros frutos secos. Al tratarse de patentes o secretos comerciales es difícil que la industria los revele.

El riesgo de Herpes es mucho mayor en niños que recibieron la vacuna de la varicela de pequeños comparado con los que como yo disfrutaron de una semana adicional de vacaciones escolares para evitar el contagio a sus compañeros, gracias a lo cual desarrollamos inmunidad durante el resto de nuestra vida a este virus.
Dado que ya no se permite que los niños contraigan esta enfermedad, no más mortal que una gripe (o yo estaría en la tumba), la tasa de herpes se ha disparado. De nuevo acude la medicina en nuestra defensa matando moscas a cañonazos. Su inteligente solución: desarrollar una vacuna contra el herpes y así de paso engordar más el bolsillo de las farmacéuticas.
Como Juan Palomo 🕊 yo me lo guiso, yo me lo como. Ellos crean la epidemia y ellos encuentran la solución. Así todo queda en casa...

Yo me pregunto ¿Hasta cuando estas majaderías?
Porque incluso a un niño le resulta evidente la imposibilidad material de vacunar a cada persona de los miles de virus y bacterias que existen. ¿No sería más sensato centrarnos en estimular el sistema inmune dado que él solito se ocupa de luchar contra los patógenos desde los albores de la humanidad?
Al contrario de lo que ocurre con las vacunas, no se precisan miles de sistemas inmunes para miles de patógenos. Nos basta con un único sistema inmune para hacer frente a todos los asaltos. Como siempre, la naturaleza nos lleva la delantera mal que nos pese...

Hace unas semanas el Dr Mercola publicó su entrevista a Neil Miller a raíz de la publicación de sus nuevo libro donde compila 400 estudios científicos que ponen en tela de juicio la efectividad y seguridad de las vacunas
El Dr Miller, una autoridad en la materia, lleva tres décadas investigando las vacunas y éste es su tercer libro sobre el tema.
Así que no te tragues el mantra de que no hay estudios que demuestran los peligros de las vacunas...

XXX



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir