semillas albaricoque-vitamina B17 

Semillas de Albaricoque

Las semillas de albaricoque tienen propiedades anticancerígenas. La sustancia que contiene estas propiedades se ha bautizado como vitamina B17, amigdalina o laetril. También resulta muy efectiva para eliminar parásitos. Según la Dra. Clark las propiedades anticancerígenas del laetril se deben a que elimina al parásito Fasciolopsis Buski, que no ha dejado de detectar en TODOS los pacientes de cáncer que ha tratado a lo largo de casi dos décadas.

La imagen muestra el mecanismo de acción de la vitamina B17 en las células cancerígenas.

El laetril es un diglucósido con un radical cianida altamente bioaccesible. Lo que significa que penetra a través de la membrana celular, alcanzando fácilmente altas concentraciones intra celulares. El radical cianida de la vitamina B17 provocó controversias en un principio, pero se ha demostrado a lo largo de los años que la amgidalina es completamente segura y no tóxica.
Las células normales de nuestro organismo contienen una enzima llamada rhodanasa que neutraliza la agmidalina. Esta enzima no permite que la agmidalina libere la cianida. De este modo, la agmidalina sólo se convierte en glucosa en las células sanas para proporcionar energía. Las células malignas no contienen esta enzima, por lo que la agmidalina se activa y libera la cianida, lo que destruye las células malignas. Por lo tanto, sólo las células cancerígenas son destruidas, no las sanas.

Cuando la agmidalina ataca a células enfermas se transforma en un silicato, similar a la aspirina, contribuyendo de forma importante a controlar el dolor. Cientos de estudios clínicos realizados en todo el mundo, nos dan la seguridad de que el laetril es seguro.

Además de como tratamiento del cáncer, las semillas de albaricoque resultan igual de efectivas como prevención, así como para evitar recaídas y formación de metástasis. Dada su nula toxicidad, los huesos de albaricoque se pueden tomar de forma indefinida como parte de una dieta saludable.
Según el Dr. Krebs, un experto a nivel mundial, necesitamos un mínimo de 100 mg de vitamina B-17 cada día para prevenir el cáncer.

Tribus como los hunzas, los hopi o los karakorum que siguen una dieta tradicional rica en vitamina B17 están libres de la mayoría de las enfermedades que asolan el mundo occidental. Aunque las semillas de albaricoque son el alimento que contiene con diferencia una mayor cantidad de vitamina B17, también está presente en otras semillas como: almendras amargas, manzanas, melocotón, pera...

Tratamiento:

Utiliza un martillo o un cascanueces para partir el duro hueso del albaricoque y extraer la almendra comestible de su interior. De preferencia romper el hueso no antes de una hora de consumirlo a fin de preservar intactas sus propiedades.
El su libro La Cura y Prevención de todas los cánceres la doctora Clark ahonda en el protocolo de las semillas de albaricoque en el tratamiento del cáncer.

Dosificación: diariamente 4 semillas de albaricoques con las comidas y otras 4 semillas en supositorio al acostarse. Cada tres días interrumpir un día el tratamiento. Duración: de dos a tres semanas, o más si necesario.

Dosis de mantenimiento: 1 o 2 veces a la semana. No exceder la dosis de 2 semillas por cada 10 kilos de peso.

Preparación: introducir 4 semillas en una bolsa transparente de cierre hermético y triturarlas con el martillo. Mezclar con la comida para enmascarar el sabor amargo. Si eres valiente las puedes comer enteras... Para elaborar el supositorio tritura otras 4 semillas. Mezclarlas en la misma bolsa con un poco de mantequilla o aceite de coco y amasa con la manos hasta dar forma de supositorio a la mezcla. Introducir inmediatamente en el congelador para endurecer el supositorio.

El tratamiento de las semillas de albaricoque incrementa la eficacia de la desparasitación herbal a base de tintura de nogal, ajenjo y clavo.
Huesos de albaricoque:

Bolsa de 250 gr de huesos de albaricoque de producción ecológica
Precio:



Revista médica Discovery DSalud:
Sorprendente tratamiento del cáncer con vitamina B17 y un compuesto de plantas
Artículo publicado en el nº 64 de la revista.
Un naturópata coreano emplea en España las semillas de albaricoque para combatir el cáncer.

 

G. Edward Griffin, autor de World Without Cancer: The Story of Vitamin B17 (un mundo sin cáncer: la historia de la vitamina b17), considera esencial tomar enzimas pancreáticas durante el tratamiento con laetril para que las moléculas de laetril funcionen al máximo de sus capacidades.
Es importante recalcar que aunque las semillas de albaricoque son muy efectivas para eliminar las células cancerígenas y fortalecer el sistema inmune, es imperativo añadir a este tratamiento otros suplementos anticancerígenos, así como super nutrientes para revertir el daño sufrido por las células no cancerígenas debido tanto al cáncer, como a la quimioterapia y radiación.



                SubirSubir                      Enviar a un amigo                         Imprimir   Imprimir